blog rss

Las arias que destacaron por horribles

Cines de México - 03/01/2017 - 14:08

Florence Foster Jenkins fracasa en el Carnegie Hall el 25 de octubre de 1944 y pasa a la historia como la peor cantante de ópera. Amada y odiada, este fabuloso personaje se niega al olvido.

Las arias que destacaron por horribles

En 1944 una mujer se prepara para su gran debut musical donde interpretará algunas arias de la Ópera La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart en el Carnegie Hall. El problema es que la tesitura de su voz no es precisamente la de una soprano. Florence Foster Jenkins (Florence: La Mejor Peor de Todas) es la nueva comedia dramática de Stephen Frears, protagonizada por Meryl Streep. Basada en la historia real de una acaudalada mujer estadounidense, Madame Jenkins heredó una fortuna familiar y pudo ver realizado su sueño como cantante de ópera. Si bien Jenkins se rodeó de oportunistas que sacaron provecho de sus anhelos, también hubo gente que genuinamente no pudo romper su corazón con la verdad. Sus amigos no le advirtieron sobre su falta de talento, pero los críticos fueron honestos al subrayar que la gente asistía a sus conciertos para ver si era verdad que cantaba tan mal.

No es la primera vez que vemos en pantalla la historia de este curioso personaje. En 2015 estrenó la coproducción franco-checo-belga de Xavier Giannoli “Marguerite”, inspirada en esta socialité. Esta historia se contextualiza en el París de los años veinte y gira en torno a una adinerada mujer que piensa que tiene una voz hermosa, por lo que de vez en cuando organiza conciertos para sus amigos.

Madame Jenkins también ha sido musa de distintos dramaturgos que han plasmado en sus obras la esencia de los personajes; tanto de Jenkins como de la gente que estuvo a su alrededor. Un ejemplo podemos verlo en la puesta en escena de Stephen Temperley “Souvenir” presentada en Broadway en 2005, donde vemos la tragicomedia de quienes apoyaron a esta inusual cantante en su trayectoria artística. Si bien al principio Cosmé McMoon, el mentor y acompañante musical de Madame Jenkins, aparece casi como una compañía pagada, gradualmente se torna en un fiel colaborador y en un gran apoyo artístico. Este mismo atributo lo encontraremos en la propuesta cinematográfica de Stephen Frears; no obstante, este sentimiento será encarnado por St. Clair Bayfield (Hugh Grant), el amante de Florence Jenkins, que consintió sus caprichos por obtener beneficios personales, por verla contenta y también por evitarle una pena.

Más allá de mostrar la poca habilidad de la mujer para la música, este filme extiende una visión sobre una figura que logró grandes cosas a pesar de sus carestías. Si bien Florence contaba con cuantiosas sumas de dinero para ver realizados sus sueños, también poseía mucha confianza, pasión, carisma y un espíritu que ante todo amó lo que hizo.

La película se proyectará en los cines a partir del viernes 6 de enero de 2017. Meryl Streep podría nuevamente lograr otra nominación al Óscar por este papel, con el que rompería su propio récord al conseguir veinte nominaciones a este premio. No te la pierdas en tu cine favorito.

Si te gustó este artículo, no olvides de twittear o poner 'like' en tu facebook. Toda la información de este blog puede ser reutilizada a condición de citarnos y poner un enlace hacia esta página.