blog rss

¿De dónde viene esa fascinación por las momias?

Cines de México - 10/06/2017 - 06:26

Una maldición que se resiste a morir.

¿De dónde viene esa fascinación por las momias?

A propósito del estreno de “La Momia”, cinta protagonizada por Tom Cruise y Sofía Boutella, nos dimos a la tarea de reflexionar sobre la aparición de estos seres grotescos en la literatura y el cine.

Una de las figuras que causan mayor asombro dentro de nuestra sociedad son estos seres, cuyos cuerpos de edades milenarias, fueron preservados cautelosamente en rituales mortuorios; o bajo condiciones climáticas muy especiales.

La expedición militar que Napoleón Bonaparte emprendió en Egipto y Siria, en los albores del siglo XIX, dio pie a una serie de excursiones científicas. Cuando las tropas hallaron los primeros vestigios de esta civilización ancestral, las tumbas comenzaron a ser profanadas por las huestes occidentales. Hay que mencionar que muchas tumbas ya habían sido robadas, pero de igual forma llevaban mucho tiempo cerradas.

Con los años, gases venenosos se acumulaban al interior de los sarcófagos, emanados de los cuerpos sin vida. Estos vapores eran expelidos cuando las tumbas eran abiertas, lo que ocasionaba enfermedades o la muerte de aquellos que se ponían en contacto con estos humos tóxicos.

A raíz de estos descubrimientos, comenzaron a contarse leyendas acerca de las maldiciones que caían sobre aquellos que perturbaban el eterno descanso de los antiguos reyes. No obstante, los ancestros de los egipcios miraban la muerte de un modo diferente. Era un proceso sagrado, dotado de belleza, reverencia y respeto.

Con las noticias que llegaban sobre los descubrimientos de las tumbas, la gente en occidente imaginaba una cultura ancestral, cuyos restos habían quedado enterrados bajo la arena. El primer compendio científico sobre estas excursiones quedó resguardado en la obra de veinte tomos: Description de l'Égipte, uno de los mayores estudios sobre la cultura egipcia y el mayor referente por muchas décadas.

Antes de que fueran retratadas en el cine, las momias fueron recurrentes en la literatura. Justo en los años en los que comenzaron a llegar noticias sobre Egipto, estaba en auge el romanticismo en gran parte de Europa y los territorios colonizados. Esta corriente artística privilegiaba las temáticas relacionadas con la muerte y también cuestionaba los límites de la ciencia, entre otros rasgos. Aparecieron “Frankenstein” y “El Vampiro”, además de otras fantasmagorías tan terribles como asombrosas. Más tarde llegó el relato de Edgar Allan Poe “Algunas palabras con una momia”.

Ya más entrado el siglo XIX, al mismo tiempo de que continuaran los saqueos en la Necrópolis, se pusieron de moda las prácticas espiritistas entre gran parte de la sociedad. En muchas ciudades la gente mostró gran interés por temas paranormales. Esto también motivó que estos seres atajados de mantos mortuorios y de rictus eterno continuaran dentro del imaginario colectivo. Arthur Conan Doyle escribió en 1892 “Lote No. 249”.

A principios del siglo XX se descubrió la tumba de Tutankamon, uno de los recintos mortuorios mejor preservados. Prácticamente se halló intacto. la muerte de varios de los exploradores que participaron en esta expedición avivó el viejo rumor sobre la maldición que perseguía a quienes hurgaban en el Valle de los Reyes.

Los Estudios Universal retomaron la figura de la momia y comenzaron en 1932 una franquicia poderosa e inmortal. “La Momia” fue parte de ese Universo Oscuro, que retomaba grandes figuras de la literatura de horror, en el que también habitaba “Drácula”, “Frankenstein”,” El hombre invisible”, “El Monstruo de la Laguna”, “El Hombre Lobo” y “El Fantasma de la Ópera”.

En nuestros días, y con el éxito probado en cada reestreno, los Estudios Universal pretenden competir con otras sagas, y revivir los clásicos del cine de horror y su “nuevo” Universo Oscuro.

¿Qué opinas de este reestreno? ¡No te pierdas “La Momia” en tu cine favorito y danos tu opinión!

Si te gustó este artículo, no olvides de twittear o poner 'like' en tu facebook. Toda la información de este blog puede ser reutilizada a condición de citarnos y poner un enlace hacia esta página.