blog rss

Aunque la jaula sea de oro…

Cines de México - 19/06/2017 - 21:08

“Todo, todo”: sobre la importancia de las experiencias.

Aunque la jaula sea de oro…

Los blockbusters del verano suelen contener explosiones y mucha adrenalina, pero algunas de propuestas brincan al otro lado con tramas románticas, o que tienden al drama. “Todo, todo” abarca las segundas categorías, al contar la historia de Maddy (Amandla Stenberg), una joven que ha vivido encerrada a causa de las múltiples alergias que padece, en una casa especialmente acondicionada. Las cosas cambian cuando conoce a su nuevo vecino Olly (Nick Robinson), un galán bien intencionado que revolucionará su vida para siempre.

Esta película, basada en el best-seller de Nicola Yoon (autora de “Yo antes de ti”), se interna en el mundo de las nuevas experiencias, los primeros amores y las relaciones entre padres e hijos. Si bien se trata de un filme dirigido a un público adolescente, existe una reflexión de fondo en torno a la madre, que no puede dejar de sobreproteger a su hija por temor a perderla. Su cariño llega a ser asfixiante, al punto de que la chica está dispuesta a morir, que seguir encerrada.

La propuesta mantiene toques cálidos, muy cuidados y bastante dirigidos, quizá para los padres que no soportan hablar de sexo, entre otros temas. No hay malicia en ningún personaje. No hay un cuestionamiento a los límites de la libertad, el amor o la dependencia… Los momentos de tensión abren pauta a la lágrima forzada. En algún punto la historia también se torna irrespirable.

Esta historia no resulta novedosa en absoluto, a pesar de tener como referente una novela que acaba de ser publicada hace un par de años. En 1976 llegó el drama para la televisión “El chico de la burbuja” (The boy in the bubble) protagonizado por John Travolta. A grandes rasgos también narraba la historia de un joven que había nacido con un extraño mal. Confinado a una cámara antibacterias en una casa especialmente diseñada para evitar enfermedades y otros males, el chico de algún modo se las ingenia para conocer a su vecina. Ambos se enamoran perdidamente, y su amor es capaz de brincar la barrera de la enfermedad.

Antes de John Travolta, Arturo Ripstein sorprendió al mundo con una trama más macabra en “El Castillo de la pureza” (1972) que narraba la historia de un patriarca poco convencional y su familia. Al considerar el mundo exterior lleno de peligros y aberraciones, el padre prohíbe que sus hijos salgan, bajo ninguna causa. La problemática sobreviene cuando los niños crecen y comienzan a explorar su propia naturaleza.

¿Qué opinas de esta versión más edulcorada? ¡No te pierdas “Todo, todo” en tu cine favorito a partir del viernes 23 de junio y danos tu opinión!

Si te gustó este artículo, no olvides de twittear o poner 'like' en tu facebook. Toda la información de este blog puede ser reutilizada a condición de citarnos y poner un enlace hacia esta página.